Home » Editoriales » La angustiosa e increíble vida de Richard Testie
El grito

La angustiosa e increíble vida de Richard Testie

Richard siempre fue un gran meticuloso y obsesivo del control. Cuando apenas tenía 6 años, su padre, el ingeniero de pruebas de la NASA Michael Test, le compró un PC y le instaló un programa que contaba las galaxias.

Richard empezó a probarlo entusiasmado, pero se dio cuenta en seguida de que había fallos… se dejaba dos o tres galaxias por cada millón. Era inadmisible que la NASA hiciera esa porquería, así que comenzó a arreglarlo y para asegurarse, desarrolló un tester automático infalible.

Ese fue el inicio de una gran carrera como probador, que le llevó a trabajar en la propia NASA y a recibir en 1991 de la revista Universe Test el certificado como mejor probador del mundo, que orgulloso, llevaba siempre cosido a su camiseta de Test Pistols.

Toda una vida de test.

Testie testaba sin cesar… le hacía pruebas unitarias a los mensajes, pruebas de stress a las sumas y pruebas de integración cuando veía un condicional dentro de otro. Vivía en la NASA y dormía en una cama contigua a su terminal de prueba, ya que tenía una alarma programada, que le despertaba si fallaba algún test.

Ya por 1999, se suscribió a la website www.testTheWorld.test que recogía todas las herramientas de prueba de código del mundo e implementó un batch autotestable, que comprobaba cada segundo updates y releases, las descargaba y las integraba con su plataforma automáticamente.

En el verano de 2001, registró su nueva patente Global Test Forecast, un potente sistema que probaba de manera preventiva, todos los posibles softwares que crearía la humanidad desde ese momento hasta el 2020, según sus estimaciones.

El primer fallo.

Era tal su obsesión, que revisaba cada línea manualmente mas de cien veces al día, con sus tests correspondientes. Creó un planificador en el que programaba el lanzamiento de las pruebas cada 20 milisegundos, para asegurarse que todo seguía bien.

Posteriormente hizo una herramienta para probar el testador y luego otra.. y otra.. y así, recursivamente. Cuando llevaba 27 herramientas en esta estructura cebollesca, algo ocurrió… Al lanzarla, aquel día nefasto, el 15 de Febrero de 2004, falló la prueba de stress, algo previsible, al consumir esa pila interminable tantos recursos.

Richard Testie se puso a sudar como nunca, no comprendía que pasaba, así que ese día trabajó durante 24 horas seguidas, para crear un nuevo software y probar todos las demás, pero obviamente, la prueba de stress falló incluso antes.

Richard empezó a angustiarse, su pulso se elevó a 180 pulsaciones, comenzó a salirle espuma por la boca y entró en parada cardiorespiratoria.

El test final de Richard

Testie se despertó en la cama del hospital Lost Tests Health Care, en San Francisco, tras 10 días en coma. Un poco desorientado, miró las maquinas de encefalograma y pulso cardíaco y empezó a gritar desesperado.

Sus gritos se oían en todo el hospital y tres enfermeras con dos médicos corrieron a su auxilio. Cuando llegaron, les rogó que le dieran un terminal, para probar el código de las máquinas hospitalarias. A pesar de lo absurdo de la petición, los médicos accedieron para aliviar la angustia de Richard.

Testie volvió otra vez a lo mismo… proceso tras proceso, test tras test, test sobre test, cobertura de los tests de los tests, indefinidamente…

Inicialmente el pulso bajó, pero tras tres días frenéticos, comenzó a subir de nuevo. Era irremediable, había subido a 200 y no bajaba, ningún ser humano podría aguantar así… Los médicos intentaron de todo, desde inyecciones de adrenalina, tranquilizantes, somníferos y hasta un desesperado implante en su cerebro de su software de testeo, pero no había manera.

Ante su muerte inminente, Testie besó su certificación de mejor tester del mundo y agradeció a todos que le hubieran estado testando todo este tiempo. Duró exactamente cinco horas y media antes de morir, el 29 de Febrero de 2004, tiempo suficiente para crear un programa, que probara fiablemente su muerte.

En su testamento, pidió que le enterraran con él y que siempre estuviera endendido. Han pasado ya diez años de aquello y el programa de Richard sigue corriendo. Tras todo ese tiempo, no ha fallado nunca. Richard estaría orgulloso. DEP.

7 comentarios

  1. Hello! My name is MaryMarkova, our compane need to advertise on your website. What is your prices? Thank you. Best regards, Mary.

  2. The new XRumer 16.0 – revolution in online promotion:
    artificial intelligence will help you to attract customers so effectively,
    more than ever!

  3. If http://essay-zone.com/somebody-help-me-in-writing-my-paper/ – I don’t know what to write my paper about I look for aid

  4. XRumer 16.0 is a new professional tool for mass posting,
    mass registering of profiles, mass liking, etc., with innovative
    and revolutional tool for captcha solving – XEvil

  5. My dad often askes http://essay-zone.com/can-somebody-do-my-essay/ – can someone write my paper for me because I can’t do it well

  6. I enjoyed that http://essay-zone.com/custom-essay-service/ – essay writing service in Australia and propose it everyone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*