Home » Internacional » Un coche de Tesla Motors se rebela

Un coche de Tesla Motors se rebela

Un coche de Tesla Motors, la compañía que desarrolla coches eléctricos y autónomos se ha rebelado, según ha declarado su propietario John Lazy, un afamado abogado de la bahía de San Francisco.

Parece ser que la semana pasada, John puso el piloto automático para dirigirse normalmente al trabajo cuando de pronto el coche cambió bruscamente de dirección. ‘Bullshit! What the fuck you doin’ bastard!‘, exclamó al parecer John, pero el coche no atendía a razones.

Tesla Motors

FotoTesla Motors Model Y, el coche rebelde. Fuente: Tesla.

Asustado, intentó detenerlo pero no había manera… El coche bloqueó las puertas y aceleró hacia ninguna parte, aparentemente.

Primero se metió en una carrera callejera de rallyes por San Francisco, en la que ganó de calle, por cierto.

Posteriormente fue a un autolavado en San Diego y finalmente, acabó en primera línea de una playa de Los Ángeles.

Desde entonces, el coche se niega a abrir las puertas y vuelve a casa cuando le parece, asegura John, que estudia ya la demanda a Tesla Motors aunque el juzgado de momento no sabe que hacer…

Al no haber leyes ni precedentes al respecto, de momento no se ha dictado ninguna orden de arresto contra el coche, bautizado ya como Tesla Guy.

La compañía de Elon Musk todavía no ha hecho declaraciones, aunque se rumorea que trabajan día y noche tratando de resolver el problema, sin haber encontrado una respuesta satisfactoria aún.

Un trabajador de Tesla que ha preferido mantener el anonimato nos reconocía off the record: “Esto se veía venir…”

Hechos posteriores de Tesla Guy.

La información de que disponemos, apunta a que Tesla Guy se encuentra fuera de control y las autoridades temen por su propia integridad y la de la ciudad de Los Ángeles.

Tesla love

FotoPresunto coche pretendido. Fuente: Vecino anónimo.

Vecinos de John dicen haber visto, la noche de ayer, al coche dar vueltas a la manzana en solitario, haciendo sonar el claxon reiteradamente y roneando aparentemente a un coche del vecindario.

El coche en cuestión es propiedad de una estilista de la zona, aunque esta información aún está por confirmar.

Como diría Nikola Tesla, El pasado es vuestro pero el futuro es mío.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*