Home » Sociedad » Contactos amor: Cuando te conocí
  • Samantha de la Serna y Capitolio, 29

    Arquitecta internacional y modelo de Armani.

  • Valentino Hidalgo, 31

    Médico vocacional con MIR y campeón de España de culturismo.

Contactos amor: Cuando te conocí

Dos quedaron en la web. Dos se ciber-en-amor-aron. Una pareja ideal.

Un hombre y una mujer se conocieron a través de eDarling, una red de contactos amorosos para solteros exigentes. No era su estilo, pero ellos se describían así:

Valentino

FotoValentino Hidalgo, en su yate, por el Mediterráneo. Fuente: Men’s Health.

Valentino Hidalgo, 31. Tarragona.

Médico vocacional con MIR, campeón de España de culturismo en el 2016 y actor de cine independiente, porque no me gusta el mainstream. Colaboro con Médicos Sin Fronteras y Catalanes sin techo. Adoro los niños, la naturaleza y lucho por un mundo mejor.

Busco una mujer alegre con la que compartir mis tierras y cruzar los océanos.

Samantha

FotoSamantha, en una actuación benéfica para una ONG. Fuente: Vogue.

Samantha de la Serna y Capitolio, 29. Valladolid.

Hija de los condes de la Serna y Capitolio.

Arquitecta internacional, modelo de Armani y con un premio Michelín 6 Estrellas a la mejor cocinera de Castilla. Me gusta la música de Beethoven pero también Rihanna. Soy presidenta de la Asociación Vallisoletana de Enfermos de Alzheimer.

Busco un hombre que me haga reír de noche y sea buena persona de día.

Tanteo y tonteo

AmorAnte la abrumadora y atractiva presentación de su alter ego, ambos dudaron y se mostraron recelosos, a la vez que entusiasmados.

Samantha estuvo una semana buscando a Valentino en Grindr, sospechando que algo tan perfecto debía ser gay, pero no encontró respuesta.

Valentino miró de reojo Badoo, a ver si resultaba que Samantha era más suelta, pero no..

Samantha le buscó en Adoptauntio para ver si sería capaz de postrarse arrodillado ante una mujer y así eliminarle por ausencia de testosterona, pero no encontró rastro.

Ninguno miró en Meetic, pues no esperaban encontrarse allí. Si se hubieran visto, habrían cancelado la cita por falta de sex appeal.

Ambos se buscaron en Ashley Madison, para ver si estaban casados y buscaban una aventura extra-matrimonial, con vacíos resultados.

Se iniciaron así largos chateos durante dos meses, en los que reafirmaron su interés mutuo y aceleraron pulsaciones.

Cita de ensueño y desenlazo.

Al final quedaron por Tinder. Acudieron ambos a la cita en el Restaurante de lujo El Idilio de Barcelona y resultó que todo era cierto! Ambos comprobaron que físicamente cuadraban con las fotos, estaban estupendos, incluso mejor!

También estuvieron divagando largas horas y se dieron cuenta de que toda la información coronaria era real, no había bypass. Las conversaciones mantenidas estas semanas concordaban con las velas. Había pruebas irrefutables.

Lamentablemente, al final, por caprichos de Cupido, no hubo química entre ellos y cada uno sigue ahora un camino, pero siempre les quedará Tinder.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*