Home » Internacional » Daesh adopta el ciclo de vida del software

Daesh adopta el ciclo de vida del software

Los servicios secretos norteamericanos acaban de confirmar que el Daesh lleva más de una década actualizándose para no quedarse atrás en sus metodologías y procedimientos y ha adoptado el modelo estándar de desarrollo iterativo del ciclo de vida del software para este cometido.

En su versión básica, este modelo consta de seis fases: Análisis, diseño, implementación, pruebas, despliegue y mantenimiento que se realizan cíclicamente y de manera iterativa. Daesh asegura que se adapta bien a sus métodos, especialmente a los relacionados con los atentados terroristas bombísticos.

Daesh

FotoSistema 666, inspirado en el ciclo de desarrollo del software. Fuente: Al Jazeera Press.

El ciclo al detalle: Sistema 666

Daesh adapta el modelo software a su metodología, que han bautizado como Sistema 666, debido a las 6 fases de que se compone y a su naturaleza iterativa, implementándolo de manera certera, sin dobleces, contundente, a saber:

Análisis de los requisitos: Básicamente los requisitos son causar el número suficiente de muertos cada cierto tiempo para aumentar la financiación de sus afines, eliminar enemigos y darse a conocer, pero no demasiados, de manera que provoque rechazo incluso entres sus afines y se les vuelva en contra por la consiguiente respuesta desproporcionada del enemigo y descenso del apoyo de sus amigos. Hay que calcular y planificar bien.

Diseño general: Los ingenieros de Daesh optan por “lo breve si bueno dos veces bueno” o “tan simple como sea posible pero no menos”. Con lo cual, un manual de Internet, una mecha, unos clavos, un explosivo y la alarma del móvil, pueden hacer maravillas. “Para que innovar si puedes copiar!” es también uno de sus lemas.

Programación: Suele programarse por la mañana aunque no hay un criterio fijo. En caso de necesidad de sincronización, se repartirán unas octavillas con el horario local.

Pruebas: Las pruebas se pueden realizar en primer lugar en países orientales, donde no hay riesgo y los posibles errores no tienen un gran peso ni repercusión internacional. Leanse países como Irak, Afganistán y Pakistán, donde se realizan el 90% de los atentados y se producen el 95% de las muertes, son campos de prueba ideales.

Despliegue: La puesta en producción es el momento crítico. Se suelen utilizar servidores nuevos: jóvenes sin nada que perder y el paraíso en un click. Físicamente, se opta por Francia, UK, USA y en general países occidentales, donde realmente se juegan el prestigio. Últimamente se están dando otras formas de despliegue, como atropello con vehículos por outsiders o admiradores, pero si bien Daesh los reivindica como propios, apuntándose un tanto que no es suyo, internamente desprecian estos actos por falta total de metodología y chapucera y caótica implementación.

Mantenimiento: En general no es necesario el mantenimiento tras la explosión. Si que es cierto que es posible realizar mantenimientos correctivos y evolutivos para posteriores artefactos, pero no sobre el paquete en cuestión.

Este proceso se realiza iterativamente, científicamente, a modo de prueba-error, indefinidamente, durante años, décadas, siglos… ya que de momento solo han llegado al error.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*