Home » Cultura » Ulises IX: ¿Y de quién sospechas?

Ulises IX: ¿Y de quién sospechas?

 

Le acaban de incinerar los primeros ejemplares de su novela Ulises por obscena y pornográfica.

Sylvia Beach, la insigne editora parisina, pregunta a un circunspecto Joyce (con cara de pocos amigos): ¿y de quién sospechas?

 

 

La enciclopédica y cómica novela de Joyce está poblada de chistes, gracietas e ironías. Sin embargo, algunas de estas humoradas tienen una gran raigambre británica y pueden pasar desapercibidas al lector hispano.

En la obra se hace referencia velada por dos veces a uno de estos populares golpes de humor.

  • En el capítulo 9, Bloom entra en la Biblioteca Nacional en busca de un periódico de provincias. Allí, varios intelectuales polemizan sobre la discutible fidelidad de Anne Hathaway, la mujer de Shakespeare. Buck Mulligan, el gracioso del grupo, interviene en la conversación:

Whom do you suspect? -he challenged

—¿De quién sospechas? -exclamó desafiante.

  • En el capítulo 12, Jack Power y el Ciudadano se burlan de la virilidad de Mr Bloom pese a que tiene una hija adolescente (Milly) y se le murió un hijo (Rudy) a los pocos días de nacer:

Well, there were two children born anyhow -says Jack Power.
—And who does he suspect? -says the citizen.

—Bueno, en todo caso, le nacieron dos hijos -dice Jack Power.
—¿Y de quién sospecha? -dice el Ciudadano.

Pues bien, el joke al que se hace referencia en ambas secuencias es el siguiente.

  • Había cierta vez un petimetre anciano de Oxford casado con una atractiva jovencita. El hombre con cara de circunstancias se confía a un amigo:
    —Chico, llevo unos días sin dormir. Tengo a mi esposa embarazada.
  • El amigo le mira fijamente muy serio, mueve la cabeza de un lado para otro y replica:
    ¿Y de quién sospechas?

Esta irónica expresión quedó acuñada en el acervo coloquial irlandés usándose por extensión en cualquier circunstancia, no necesariamente relacionada con el anuncio de un embarazo.

Más aún, nos preguntamos si este chascarrillo no pudo haber ejercido alguna influencia en el pensamiento de Marx, Nietzsche y Freud (los así llamados filósofos de la sospecha).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*